Una Fiesta de la Vendimia con verdadero sentido local

Por Manuel Palma, vecino santacruzano.

Hace pocas semanas atrás, en este mismo medio de comunicación, se puso en tela de juicio para el debate ciudadano la realización de la Fiesta de la Vendimia debido a la contingencia nacional que estamos viviendo y, además, por el elevado costo que asume y financia el municipio para desarrollar esta actividad que, según lo presupuestado en el gasto municipal para el año 2020, correspondería a cerca de 205 millones de pesos.
Al respecto, quiero señalar de forma clara y directa que considero que la Fiesta de la Vendimia se debe realizar, aunque tengo ciertos reparos, donde en primer lugar quiero relatar que son muchos los emprendedores santacruzanos -tanto del ámbito artesanal como del gastronómico, cervecero, de hoteles y hostales-, que me han indicado lo importante que es para ellos el desarrollo de este evento, para el cual incluso se preparan todo el año algunos fabricando sus productos y, por ende, muy bien argumentan que los recursos recaudados les permiten apoyar con un dinero extra sus gastos familiares, donde siento que tienen toda la razón y, es más, debido a la crisis que nos ha afectado, se debiese considerar establecer valores más bajos que los cobrados en años anteriores por los «puestos», a fin de apoyar de forma real a los expositores locales.
Respecto al gasto de los 205 millones de pesos, lo estimo demasiado elevado, más aun considerando que la realización de esta fiesta en algún momento resultó gratis para la municipalidad, ya que se comenzó gestando de manera externa. Conozco en profundidad la historia de la Fiesta de la Vendimia, ya que durante 12 años- y cuando aún no estaba bajo el alero del municipio- tuve la gran oportunidad de participar en la producción del evento, por lo que considero crucial un replanteamiento de fondo y forma de la actividad. Hoy, el llamado al municipio debiese ser tratar de ahorrar en beneficio de las variadas necesidades comunales, sobre todo a raíz de los hechos, demandas y justas manifestaciones que se están realizando a lo largo del país y que se seguirán desarrollando.
En efecto, siento que debiese ser un verdadero espíritu localista el que se apodere de esta tradicional fiesta, cuyo objetivo sea generar un sentimiento de pertenencia y trabajo fraterno, donde no se señale más que esta es una fiesta solo hecha para los turistas, hoteleros o las viñas participantes, sino que por lo contrario sea considerada una fiesta de todos los santacruzanos, y donde los visitantes puedan descubrir en el evento ese sello diferenciador que tenemos como colchagüinos y, más específicamente, como vecinas y vecinos de Santa Cruz, en una tierra huasa bendecida, que de ninguna manera es un oasis, pues no somos ajenos al sentir social, muy por el contrario también somos parte de ese descontento, pero afortunadamente hemos conseguido «sin contención» del alcalde -como tan absurdamente declaró en un medio de comunicación nacional- ser un reflejo de una comuna con un comportamiento cívico ejemplar que respeta el orden democrático en aras de un mejor Chile, donde de seguro la Fiesta de la Vendimia será un espacio que sabremos cuidar en su realización, entendiendo el beneficio mayor que trae aparejada contribuyendo a sectores tan importantes como el turismo, nuestra fuerza emprendedora e, incluso, siendo un punto de entretención y paseo familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores económicos

Jueves 23 de Enero de 2020
  • UF: $28.330,95
  • Dólar: $772,12
  • Euro: $855,91
  • IPC: 0,10%
  • UTM: $49.673,00
  • Imacec: -3,30%
error: Content is protected !!