Tribunal de Santa Cruz condena a 5 años y 3 años y un día de presidio efectivo a conductor ebrio que causó muerte y huyó del lugar

Sucedió en diciembre del año pasado, en el sector de Paniahue. 

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santa Cruz condenó a Álvaro Antonio Espinoza Quevedo a las penas efectivas de 5 años y 3 años y un día de presidio, en calidad de autor de los delitos consumados de conducción de vehículo en estado de ebriedad causando muerte y huir del lugar del accidente sin prestar auxilio ni dar el aviso correspondiente, respectivamente. Ilícitos perpetrados en diciembre del año pasado, en la comuna.

En fallo unánime (causa rol 79-2019), el tribunal -integrado por las magistradas María Angélica Mulatti (presidenta), Paulina Delgado Barriga (redactora) y Gricelda Valenzuela Rodríguez- aplicó, además, a Espinoza Quevedo las accesorias legales de inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica, la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de las condenas; más el pago de una multa total de 19 UTM y de las costas del proceso.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que pasadas las 21 horas del 1 de diciembre de 2018, en circunstancias que la víctima Miguel Ángel Fredes Donoso y su hermano cruzaban la esquina de calle Santa Ana con Camilo Henríquez, en el sector de Paniahue, comuna de Santa Cruz, fueron embestidos por Espinoza Quevedo, quien conducía la camioneta marca Nissan, placa patente única LP-5980, de color blanco, en estado de ebriedad, de norte a sur por calle Camilo Henríquez. Al girar hacia la izquierda para incorporarse a la calle Santa Ana, no respetó el derecho preferente de paso de los peatones que iban cruzando dicha arteria hacia el sur, impactando a Miguel Fredes Donoso, víctima que arrastró unos 35 metros por calle Santa Ana. Tras el accidente, el condenado no detuvo la marcha del vehículo, ni prestó auxilio a la víctima, huyendo hacía su domicilio, ubicado en la comuna de Palmilla.

En la causa, se acreditó que Espinoza Quevedo conducía en estado de ebriedad, tanto por el resultado de la prueba respiratoria, como por el resultado de la alcoholemia a la cual se sometió, la que arrojó 1,79 gramos por mil de alcohol en la sangre, 3 o 4 horas después del atropello.

Miguel Ángel Fredes Donoso fue trasladado al Hospital de Santa Cruz, lugar donde falleció aproximadamente una hora después del accidente, producto de un traumatismo craneoencefálico grave, conforme al informe de autopsia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores económicos

Lunes 18 de Noviembre de 2019
  • UF: $28.132,52
  • Dólar: $782,82
  • Euro: $865,09
  • IPC: 0,80%
  • UTM: $49.229,00
  • Imacec: 3,00%
error: Content is protected !!