Sentidos funerales de Diácono Permanente, Daniel Ponce Ramírez

Sus honras fúnebres se realizaron en la mañana del lunes. Misa fue concelebrada por numerosos sacerdotes y diáconos de la región en la Iglesia Parroquial Jesús el Buen Pastor. “Ahora el padre Luis Daza tiene un diácono” expresó el párroco Juan Carlos Urrea.

Con muchas muestras de pesar y gratitud se realizaron, en la mañana del lunes 17, los funerales del apreciado Diácono Permanente de la Pastoral del Instituto Regional Federico Errázuriz, Daniel Ponce Ramírez., quien había fallecido en la tarde del sábado 15, víctima de un cáncer.

Sus restos fueron velados en la Capilla del IRFE y la misa, a petición suya, se realizó en la Iglesia de la Parroquia Jesús El Buen Pastor.

En la homilía, realizada por el Diácono Permanente y ex rector del IRFE, Patricio Reyes, fueron destacadas sus múltiples cualidades que lo hicieron una persona muy apreciada en el ámbito local, en especial “por su entrega y alegría de trabajar para que sus prójimos conocieran a Jesús”.

Don Daniel Ponce había llegado, hace doce años, desde Valparaíso a cumplir su labor como miembro del equipo Pastoral del Instituto Regional Federico Errázuriz, misión que desempeñó hasta el día de su fallecimiento. Era célibe y su familia la constituía su hermano Fernando y sobrinos, quienes manifestaron su cariño y agradecimiento por la acogida entregada a su querido hermano y tío.
El cortejo encabezado por la banda del IRFE, sacerdotes, diáconos e integrado por profesores, alumnos y feligreses, todos muy acongojados, se dirigió hasta la Capilla del Sagrado Corazón que se encuentra en la población Villa Palominos, capilla que había ayudado a levantar don Daniel. Allí realizó un responso el Párroco de Santa Cruz, padre Juan Carlos Urrea, para luego, el cortejo, continuar hacia el camposanto.

En el Cementerio Parroquial, el padre Juan Carlos Urrea realizó la bendición del féretro y la tumba en que descansará el querido servidor y misionero de la infancia y juventud.
En parte el párroco santacruzano, al referirse al lugar en que descansarán los párrocos y diáconos, manifestó: “Este lugar fue construido con ese propósito. Primeramente lo ocupó el padre Luis Daza quien fue Párroco y rector del IRFE. Ahora, lo hace don Daniel, por lo que se puede decir que el Padre Daza ahora tiene un diácono”.

Finalmente el sacerdote, Padre René Gaete, entregó la Estola de Diácono Permanente de don Daniel a su hermano, mientras era despedido con el himno del IRFE y aplausos de cariño y gratitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!