Salineras de la región participan en el evento culinario más importante del país

Se trata del “Ñam”, un festival latinoamericano de cocina, que en su novena versión convocó a pequeños productores, food trucks, caletas con productos frescos y variadas cocinerías.
Hasta el Cerro Santa Lucía de Santiago llegaron, el fin de semana pasado, salineros de la Región de O’Higgins para participar en la novena versión del Festival Ñam, el evento culinario más importante del país. Allí pudieron mostrar las bondades de la sal producida en las salinas costeras de Cáhuil, Barrancas, La Villa, El Bronce y Lo Valdivia.
Para promover el uso de la sal de mar, el reconocido chef Fabian Gallardo, preparó platos con alimentos típicos de la zona costera de la Sexta Región. Dos de los más apetecidos por los sibaritas que llegaron hasta el lugar, fueron una Cachamba (pescado) asada al horno, acompañada de garbanzos de rulo y un guiso dulce de quínoa con membrillos, uvas y frutillas, endulzados con miel de abejas.
Iniciativa con identidad local
Desde hace algún tiempo, las salinas costeras, han estado siendo apoyadas por proyectos impulsados por la Universidad Central, con el respaldo financiero del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional de O’Higgins.
La iniciativa de la Universidad Central comenzó a ejecutarse en 2018, pero ya había desarrollado una primera etapa en 2014, un año después de que este producto recibiera la Denominación de Origen. En este periodo se han diseñado productos relacionados a la actividad salinera y servicios locales distintivos del territorio. También se ha capacitado a los participantes del proyecto en técnicas de hospitalidad, atención al público, ventas, entre otros.
Natalia Toledano, la coordinadora de este proyecto, evaluó de manera positiva la participación del producto en el festival y el impacto que generará. “Haber participado en esta feria gastronómica de alcance nacional es una excelente vitrina (…) Muchas personas no saben de donde sale la sal de mar ni todo el esfuerzo que implica su producción, por lo tanto, fue un estupendo espacio para educar a la gente y también para motivarlos a visitar el territorio salinero y su variada oferta turística”, enfatizó.
Ahora, además, han integrado una nueva experiencia en la zona para que los turistas puedan ser “Salineros por un día”. Se trata de un tour que recorre Pichilemu, Cáhuil, Barracas, La Villa y El Bronce, localidades donde los visitantes pueden vivir la experiencia de sacar la sal, igual como se hacía hace 500 años y conocer a quienes aún mantienen viva esta tradición, un grupo de 20 hombres y mujeres que en 2013 fueron declarados Tesoros Humanos Vivos por la Unesco por su aporte al patrimonio cultural inmaterial de Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!