Historia de un hombre forjador que conserva el patrimonio

Por Exequiel Galdames Cáceres

 

Nos dirigimos en esta ocasión a la comuna de Santa Cruz. Esta comuna según el Censo 2017 cuenta con 37.855  habitantes (18.593 hombres y  19.262 mujeres). Sus  orígenes se remontan al siglo XVII donde era conocido como “Santa Cruz de Unco”, expresión indígena que significa “amparo” o “refugio”. La historia nos indica que el nombre de Santa Cruz se debe a una gran cruz labrada en hacha y colocada sobre un montón de piedras junto a un peumo, que se ubicaba en la esquina de las calles Rafael Casanova y Ramón Sanfurgo. Cuenta la tradición que todo aquel que atravesaba estas tierras se detenía bajo esta cruz a descansar, incluso para Don Manuel Rodríguez era como una contraseña ya que debía venirse desde San Fernando por Chimbarongo, Convento Viejo y Chomedahue para llegar a Isla de Yáquil a refugiarse con sus hombres.

El 22 de Diciembre de 1891, en el Gobierno de Don Jorge Montt, fue creada la comuna de Santa Cruz.  De la historia de Santa Cruz se rescatan los siguientes personajes históricos: Nicolás Palacios; Senén Palacios; Francisco Javier Díaz Valderrama; Luís Oyarzún Peña; Alberto Edwards; José Toribio Medina; Rafael Casanova; Ramón Sanfurgo y Federico Errázuriz Zañartu. Luego en una edición posterior, nos referiremos a estos personajes cuyos nombres están en las principales calles de nuestra ciudad.

Pero hoy nos  vamos  hacia el noroeste de la comuna donde encuentra el Sector de Cunaquito es aquí donde encontramos a don Miguel del Transito Muñoz Muñoz, más conocido como “Macalo” quien es un artesano que realiza trabajos en fierro forjado ya casi 25 años.

¿Cómo partió en este trabajo?

Partió en la bodega de vinos de la Viña Viu Manent donde trabajaba y aquí se desechaban los zunchos de las barricas entonces José Miguel Viu me dijo ¿Qué hacemos con estos desechos? Y ahí se me ocurrió que podía trabajarlos en creación de lámparas, faroles, portones, remaches, todo envejecido en fierro forjado con estos zunchos.

 

¿Cuándo se inicia propiamente con el taller?

“Luego de unos 6 años de realizar trabajos en algunas viñas como Luis Felipe Edwards decide formar mi taller el que está ubicado aquí en Cunaquito frente al Hogar de Residencia Estudiantil de la JUNAEB”

¿Cómo surge el proceso de creación?

“Es de forma mental, yo me los imagino en mi mente y los voy creando en el momento, sin ningún bosquejo. Si una persona quiere algo específico me puede traer un diseño y se lo hago, pero principalmente el cliente me manifiesta lo que quiere y yo lo creo”

¿Dónde se consigue el material?

Ya es muy escaso ya que las grandes  bodegas ya casi no usan las barricas de roble americano de donde se obtenían los zunchos para hacer este trabajo. Hoy el material hay que comprarlo y son planchas de fierro las cuales trabajo envejeciendo”

¿Cómo llegan sus clientes?

“Las personas llegan por datos de los mismos clientes, que se pasan el dato. No utilizo ningún tipo de publicidad, incluso mi taller no tiene ningún cartel o letrero, las personas se paran cuando me ven trabajando a orilla de la carretera y ahí recién se enteran que hay un taller y lo que hago”.

¿Cuáles son los principales trabajos que ha realizado?

“Decorados de restaurantes como La Famiglia de  Cesar Antonio Santis, el restaurante Vino Bello, el Club Social, Hotel. Además la Iglesia de Santa Cruz, la Capilla de Los Boldos, la Capilla de Barreales, la Parroquia el Buen Pastor, frente a población Las Garzas, la Municipalidad de Santa Cruz. Además casi todas las viñas tienen trabajos que he realizado, como Montes, Lapostolle, Luis Felipe Edwards, Viu Manent”.

¿Qué es lo más difícil de este trabajo?

“El forjado es lo que requiere más tiempo, el calentar los fierros con carbón luego ir forjando la forma”.

¿Se siente satisfecho con su trabajo?

“Absolutamente, me siento feliz porque esto me ha permitido crear, apoyar a mi familia y contribuir con algo que quedara por muchos años”.

¿Han participado en ferias?

“En ferias no, pero  hace 2 años la Municipalidad con su Departamento de Cultura organizo una exposición en la plaza en mi honor donde estuve 3 días mostrando mis creaciones”

¿Cuáles son los desafíos?

“El principal desafío es que alguien pueda continuar con esto, yo trabajo con 2 maestros más pero ninguno quiere seguir porque dicen que esto es único porque yo los creo y que tengo el talento”.

¿Alguien de su familia continua con este oficio?

“No, mis hijas son profesionales: 2 son químico farmacéutico y las más chica algo de interés tiene, pero hoy los jóvenes tienen otros intereses”.

¿Cree Ud. que se le da el valor necesario a este tipo de trabajo?

“Totalmente, lo que yo realizo contribuye a conservar la identidad de las comunas del Valle de Colchagua, donde se rescata la arquitectura tradicional y mis candelabros, faroles, mesas, sillas, rejas conservan este patrimonio tanto en las construcciones públicas, como en casas particulares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!