Cuerpo de Bomberos de Santa Cruz cumple un nuevo aniversario

Un día 4 de mayo del año 1947, se creó el Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Santa Cruz. Una fecha memorable en donde la ya existente, Primera Compañía, formada en 1942 bajo el mando de San Fernando, se independizaba y se creaba como Cuerpo de Bomberos, cobijando más tarde a compañías como Lolol, Paredones, Peralillo, entre otras, para atender las emergencias de esta zona.
Su primer superintendente fue Don José María Sainz Escudero, quien guió los destinos de la institución para ir creciendo. Es así como en el año 1948 se adquiere la primera sirena instalada en la iglesia de la ciudad, la que reemplazó al toque de las campanas cada vez que había una emergencia, dicha sirena es la que funciona en la actualidad.
Otro hecho relevante fue la compra del terreno que actualmente cobija a los Bomberos, hecho acontecido en 1949 y que fue utilizado luego de un largo litigio en el año 1955, como nuevo cuartel hasta nuestros días. En el año 1950 se adquiere el primer carro bomba marca Ford, que sirvió para combatir de mejor forma los incendios que se producían en la zona.
En el año 1963 Santa Cruz recibe un carro de origen japonés marca Nissan, gracias a las gestiones del presidente de la época, Don Jorge Alessandri, relevante también es el 27 de abril de 1963, en donde se crea la sección cadetes, siendo la segunda más antigua del país, bajo el mando del instructor de aquel entonces, Lenín González Ibarra, que agrupó a 17 jóvenes, que luego en su mayoría fueron bomberos.
Al pasar los años y gracias a campañas realizadas con mucho sacrificio y aporte de la comunidad, se logra adquirir un carro bomba Berliet y una motobomba de arrastre junto a mangueras, ya en el año 1982 la recientemente creada Junta Nacional de Bomberos hace entrega de otro carro Camiva Berliet y motobomba junto a mangueras, escalas y material menor.
Digno de destacar también es el trabajo realizado por la rama femenina de la institución, creada en 1976, con fines de servicio de apoyo a las personas damnificadas por las emergencias. Muchas de ellas eran las esposas, pololas o familiares de los propios bomberos, quienes asumieron esa función por años, ya en el 1986 se realiza la ampliación del cuartel ubicado en calle Díaz Besoaín 141, para crear una nueva sala de máquinas y segundo piso que cumplen esa función hasta nuestros días.
Así han pasado estos años, dignos de destacar con hechos que escapan de estas líneas con recuerdos de tantas personas que han pasado por esta historia de servicio voluntario, así como emergencias que han marcado a cada hombre que estuvo ahí ayudando sin esperar nada a cambio. A todos esos bomberos que ya partieron al cuartel celestial, vaya el reconocimiento en este nuevo año de vida institucional, así como para las actuales cuatro compañías que forman este Cuerpo de Bomberos Santa Cruz, Apalta, Cunaco e Isla de Yáquil.
Los destinos de este Cuerpo de Bomberos van encaminados a seguir existiendo y ayudando cada vez y de mejor forma a la comunidad cuando nos requiera, esperando contar con el reconocimiento y aporte de las autoridades de turno y el cariño de nuestra gente.
Pablo Jiménez Jiménez
Comandante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!