Artículo N° 174 Conociéndonos

Es increíble la capacidad que tienen algunos personeros públicos, para verse envueltos en situaciones conflictivas, que mucho tienen que ver con precisamente lo contrario a lo que todo funcionario que trabaja en el servicio público debe testimoniar.

Me voy a referir a un caso que hoy está en la palestra producto de todo lo extraño que lo rodea, me refiero al caso del subsecretario de Desarrollo Regional, don Felipe Salaberry Soto, ¿quién es el Señor Salaberry? un hombre de la confianza del Presidente de la República y es precisamente por eso; es que está donde está. Sin lugar a dudas, un hombre capaz e inteligente… ¿y qué pasa por la cabeza de un hombre inteligente para cometer los errores que se comentan ha cometido? entendamos que las personas que cuestionan su conducta están obrando en estricto rigor pegados a la verdad y a la justicia, ¿no pueden entender los funcionarios públicos?… que hay un sinnúmero de personas dispuestas a enrostrarle la mínima falta cometida y que por esa simple razón su comportamiento privado debe ser el mejor… al señor Salaberry se le acusa de haber cometido una infracción de tránsito… “no respetar, no uno, sino tres semáforos en rojo y de haber insultado a un inspector municipal…” por cierto, es feo aquello; pero lo más feo es haber involucrado a su hermana Iris Salaberry, funcionaria de la municipalidad de Ñuñoa, a quien posteriormente el alcalde de dicha comuna le tuvo que pedir la renuncia supuestamente por haber ayudado a don Felipe “a sacarse el parte” (es de nosotros hacer aquello).

Por cierto, antiguamente y siempre se ha intentado hacer lo mismo; pero… ¿se justifica realmente esta actitud? no estamos hablando de ciudadanos que tienen un sueldo de $300.000 lo que tampoco justifica la actitud; pero es hasta casi comprensible porque un parte de $70.000 o más, pucha que afecta un sueldo de esas características, sin embargo, estamos hablando de un hombre que ejerce un cargo donde debe ser ejemplo de rectitud y si no se siente así, no sé; cómo interpretarlo… en un país como el nuestro donde la justicia demora largos tiempos en dictar sentencias, da los tiempos justos para demonizar a quienes supuestamente se han equivocado. El alcalde, Andrés Zarhi, dice haberse reunido con el señor Salaberry; pero por otras cosas y como le explicamos eso a la gente, cuando trascienden errores como el cometido en esta situación.

La sabiduría humana es escasa muchas veces y nos equivocamos y aparecen otras especulaciones y la opinión pública clama por verdad y la verdad es disfrazada de incertidumbre producto de que todo se maneja tras bambalina, no hay claridad en el manejo de las situaciones y vienen las especulaciones y entonces el común de los ciudadanos dejamos de creer y eso causa daño en nuestra sociedad, ello porque nadie le cree a nadie y es triste vivir en esas circunstancias.

Amigos lectores, tomo este ejemplo de situación, consciente que es un caso que ha trascendido como noticia; pero que no está clarificado aún y es probable que el daño a las personas sea irreversible, no es culpa de quienes leemos noticias, es culpa de quienes no han entendido que… “Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres…”  Juan 8:31-32.

Un llamado a no seguir con la escalada de descalificaciones y dejar que… aunque lenta sea la justicia quien determine las culpas y no nosotros… espero conocer la verdad de este caso…

guzmansandoval@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Indicadores económicos

Martes 22 de Octubre de 2019
  • UF: $28.065,35
  • Dólar: $723,52
  • Euro: $806,69
  • IPC: 0,00%
  • UTM: $49.229,00
  • Imacec: 3,70%
error: Content is protected !!